Cubierta plana tradicional

Cubiertas planas

Aislamiento colocado debajo membrana impermeabilizante.

Es la solución más extendida dentro del grupo de cubiertas planas, en la que su principal característica es la posición del aislante que se sitúa debajo de la membrana impermeabilizante.

Puesta en obra: Sobre el forjado de cubierta se dispone una capa de formación de pendientes con un hormigón ligero, por ejemplo celular, con una pendiente mínima de 2% y un espesor mínimo de 3 cm. Se coloca una barrera de vapor que debe de ser compatible con los materiales que formen láminas de barrera impermeable. Se colocan las placas de aislamiento térmico POLIESPOR, que gracias a su versatilidad se adaptan a cualquier replanteo; un simple corte permite un encaje perfecto de las placas. Sobre el aislamiento se coloca una capa auxiliar (geotéxtil) que garantiza la no adherencia de la membrana. Luego se coloca la membrana impermeabilizante de forma flotante. Sobre la membrana se coloca una nueva capa auxiliar antipunzonante y antiadherente

Detalle colocación placa:

Ventajas del sistema:

  1. La no adherencia ni fijación entre los diferentes elementos del sistema permite evitar las posibles interacciones perjudiciales para la estabilidad del conjunto.
  2. Capacidad de “acumulación térmica”.
  3. Protección eficaz contra el agua para el aislamiento térmico.